El trabajo colaborativo entre pares avanza a pasos agigantados

La colaboración y el trabajo entre pares es quizás uno de los elementos primordiales en el día de hoy para no sólo potenciar y mejorar los resultados de aprendizaje de los estudiantes, sino que para cumplir con los diversos indicadores de calidad educativa establecidos por el MINEDUC. De aquí a esta parte, diversas investigaciones y acciones en las escuelas han buscado la forma de lograr un aprendizaje basado en la colaboración, el discurso tradicional de exclusión se va alejando de los establecimientos educaciones y busca de diversas formas incluir las voces de todos los participantes de una comunidad, aunque el proceso es lento y pausado, aún existen resistencias que se basan en un sistema basado en la competencia.
Es necesario entonces “promover el trabajo en equipo para salvaguardar los vínculos interpersonales sobre los cuáles se asienta la tarea”, por lo que es importante fomentar un clima laboral en el que los profesores se sientan seguros de aquello que propondrán, que preguntarán, que opinarán. Para lograr este elemento se debe apostar por una nueva concepción de liderazgo distributivo, donde el liderazgo individual se entremezcle con el liderazgo colectivo, esto permitirá que la escuela mejore, dando mayores oportunidades para que los profesores se sientan empoderados y conscientes de que su labor, y que sus propuestas se llevarán a cabo, “en efecto, las instituciones aprenderán verdaderamente cuando otorguen más capacidad y mayores niveles de poder a los grupos y los individuos que los componen”. Tal como apuntan Krichesky y Murillo, en cuanto a que una comunidad educativa crece y mejora continuamente cuando, tiene valores y metas compartidas en común, donde existen liderazgos distribuidos en distintas áreas, pues así se incrementa el profesionalismo del equipo docente, cuando la comunidad aprende de forma individual y colectiva, cuando la práctica profesional es de dominio público, realizándose observaciones, registros y retroalimentaciones entre los mismos profesores, cuando la confianza, el respeto y el apoyo mutuo es lo primordial y se genera una responsabilidad colectiva frente a los aprendizajes de todos los estudiantes”.
El aprendizaje colaborativo es esencial en el desarrollo educacional, permite reforzar diversos tipos de habilidades y actitudes en toda la comunidad educativa, pues se piensa como un acto de mejoramiento continuo, en el que las personas se miran a sí mismas, fomentando la crítica y autocrítica constructiva. Se debe incentivar el trabajo entre pares dentro de las unidades educativas, con ideas tales como: la necesidad de instalar un nuevo tipo de lenguaje educativo entre la comunidad educativa, donde se fomenten los conceptos de liderazgo distributivo, acompañamiento, retroalimentación, solidaridad, apoyo mutuo, mejoramiento continuo, trabajo en equipo, aprendizaje entre pares.
Todo lo anteriormente dicho aplicado a nuestra realidad, se transforma en una de las iniciativas más innovadoras a nivel nacional, pues en el Instituto Marítimo Valparaíso existe un verdadero trabajo colaborativo y aprendizaje entre pares. Esto ha sido reconocido a nivel regional y nacional, ya que en nuestro contexto se está convirtiendo en una práctica ya establecida que avanza a consolidarse.
Es desde esta base que veremos nacer un espacio permanente que fomente el desarrollo profesional tanto docente como no docente, pues en esta institución todos y cada uno de nosotros aportamos a la formación del futuro de Chile.
Desde esta tribuna agradecemos y felicitamos a todo el equipo de profesores que apoyaron el trabajo de quienes se sometieron a la evaluación docente 2017 y así también reconocemos todo el esfuerzo puesto por los cerca de 30 colegas durante este proceso evaluativo.
Juan Carlos Bravo Lepe