El trabajo colaborativo es el destacado en la evaluación docente 2017

“Valoro el trabajo colaborativo para el desarrollo profesional, donde exista debate y crítica, donde podamos levantar propuestas desde los docentes, cuestionando la manera de concebir la educación, con la posibilidad de presentar propuestas construidas en conjunto, entre pares” (Juan Carlos Bravo). 

6
5
4
3
2
1

“La posibilidad de compartir y aprender entre pares, de reflexionar críticamente sobre la práctica, de registrarla, de sistematizarla: eso es parte de un aprendizaje profesional que a los docentes todavía no han hecho y que es fundamental para conquistar ese protagonismo docente”. Torres Rosa María, “El mero hacer sin reflexión, no permite aprendizaje”. Exposición en el Seminario Regional “Innovación, cambio educativo y movimiento pedagógico” organizado por el Colegio de Profesores de Chile”, Rancagua, Chile, 18 de Junio de 1999.
Si buscamos lo ganado con la evaluación docente, lo podemos encontrar en el módulo tres, que fue el que mayor puntaje obtuvo entre los docentes del Marítimo, y es que el trabajo colaborativo es uno de los elementos primordiales en el trabajo pedagógico, tanto entre profesores y entre estudiantes. La mayoría sino todos los docentes que realizaron el módulo de trabajo colaborativo tuvieron la posibilidad de ver su puntaje del portafolio ascender. El propósito de este módulo era valorar y fomentar las prácticas de trabajo entre pares, entre iguales, siendo beneficiados en su resultado final.
En el trabajo colaborativo los docentes presentaron una experiencia de trabajo colaborativo, abordando una problemática o necesidad, que se vinculara con el aprendizaje de los estudiantes. La idea era generar un auténtico diálogo profesional, en el que los participantes mantuvieran una interacción y reflexión permanente, no sólo era plantear ideas sino revisar ente colegas sus prácticas, desarrollaran el pensamiento crítico  y valoraran  el trabajo colaborativo para el desarrollo profesional, pues permite generar mejoras concretas para la práctica de los profesores, comprendiendo el trabajo colaborativo más allá de la mera cooperación o distribución de tareas entre pares, alcanzando la reflexión y la responsabilidad en conjunto. La experiencia presentada debía permitir la reflexión sobre el impacto de la acción de trabajo colaborativa presentada.
Lo realizado por los maestros guarda una profunda humanidad en sus hechos, pues el conocimiento humano debe ser entregado y socializado a la mayor cantidad de personas posibles, y es que la colaboración y el apoyo mutuo son características innatas de los humanos. Todo el esfuerzo y la dedicación por los profesores puesta en este trabajo ya tiene sus frutos, en las personas que son, en los excelentes profesionales que demuestran ser, y en la entrega que sus estudiantes valoran día a día y que hemos visto durante todos estos años.
La evaluación docente ministerial es sólo un mínimo porcentaje en el proceso de desarrollo profesional de nosotros los profesores, pues no demuestra la calidad de personas que somos, no se fija directamente en nuestros contextos sociales y económicos, y lamentablemente nos mira como un número más, en este sentido, las evaluaciones docentes no son las encargadas de categorizar a los maestros, pues ser profesor es mucho más que eso, debido a que el sólo hecho de estar en un Liceo con la vulnerabilidad que tienen nuestros estudiantes ya demuestra la excelencia académica de cada docente.
Para crecer profesionalmente, es necesario reconocer nuestros errores y falencias, y es que el tiempo nos enseña que debemos seguir mejorando, tanto nuestras metodologías de enseñanza, como nuestras evaluaciones y reflexiones, para ello es necesario seguir potenciando el trabajo reflexivo entre docentes, la crítica constante de nuestras propias prácticas, y la creación de nuevas metodologías de acorde a los tiempos.
La Historia de la evaluación docente en el Marítimo
La evaluación docente ha sido desde el año 2003 una instancia que se consolido desde el Ministerio de Educación para evaluar de forma general a los profesores, el año 2017 fue el momento de los docentes noveles de la formación diferenciada y diferencial, lo que llevo a buscar una forma de trabajar colaborativamente la evaluación docente, llevándose a cabo una experiencia que se había venido instalando de forma anual entre los profesores de la Formación General, los “talleres de aprendizaje colaborativo entre pares”, en los talleres los profesores reflexionan y comparten diversas miradas en torno a sus prácticas docentes, complementando las visiones de los mismos maestros en torno a un trabajo en conjunto, teniendo como marco referencial lo solicitado por la evaluación docente.

Durante tres meses los profesores que debían realizar la evaluación docente el año 2017 se reunieron en talleres donde trataron diversas problemáticas de teoría y práctica docente, para explicar cada semana las diversas tareas de la evaluación, y trabajar anticipadamente en cada una de ellas. En los talleres un equipo de profesores se encargaron de apoyar y trabajar colaborativamente con los profesores que se evaluaban este año. La experiencia trato de 11 talleres surgidos en el Instituto Marítimo, en los que se reflexionó a través del trabajo colaborativo para analizar las prácticas docentes. La idea fue que los profesores aprendieran de la experiencia de otros discutiendo en torno a las prácticas concretas de aula. Estas reflexiones contribuyen a la transformación en diferentes niveles: del profesor, de las prácticas del docente en el aula y de la comunidad escolar. Lo que se quería lograr Generar un espacio colaborativo para trabajar en torno a la evaluación docente, en el que se reflexionará en torno a la teoría del saber y hacer pedagógico, a través del análisis de prácticas de aula y el reconocimiento de las diversos experiencias de los docentes del Instituto Marítimo.

Boletín N°3, año 7

Comments are closed.