SEMINARIO INTERNACIONAL DE INOCUIDAD ALIMENTARIA Y TRANSGENIA ALIMENTARIA.

Los estudiantes de tercero y cuarto medio de la especialidad de Elaboración Industrial de Alimentos vivieron una gran experiencia pues pudieron conocer y conversar con dos profesores norteamericanos que dictaron un Seminario sobre Inocuidad y Transgenia Alimentaria.
Ximena Barbosa, Ingeniero Civil Bioquímico de la PUCV y  docente, es una antigua conocida del Instituto, pues casi todos los años regresa a dictar interesantes charlas a nuestros jóvenes.

En esta oportunidad no vino sola pues la acompañó otro profesor de Texas, Charlie Gipson, quien a pesar de estar de vacaciones, él quería tener contacto con los estudiantes y contarles un poco de su experiencia.
“Me gusta mucho el ver que ellos están tan entusiasmados con la carrera, pues es una muy buena oportunidad para que ellos puedan progresar”, manifestó la docente.
Poseedora de una amplia experiencia, la profesional ha estado relacionada con importantes establecimientos de educación secundaria y universitaria en Texas, Estados Unidos, además de hacer proyectos para la Nasa, y trabajar con un grupo de jóvenes robótica, participando incluso en competencias internacionales.

En esta oportunidad el tema de su intervención fue la de los alimentos transgénicos, asunto que llamo la atención de los alumnos/as quienes no se cansaron de hacer distintas preguntas al respecto, ávidos de conocimiento.
Por su parte Charlie Gipson es profesor de Ciencias en Texas y poseedor de un gran sentido del humor por lo que tuvo de inmediato una gran cercanía con los jóvenes. Su exposición se dividió en varias secciones.
La primera, más científica, relacionada con los microorganismos y su peligro para la salud. Luego les habló a los jóvenes de la importancia de un buen lavado de manos, para finalizar con un experimento.
También los instó a realizar un trabajo en el que se enseñe a otros lo que significa una buena higiene.
Dentro de su intervención, Charlie Gipson les hizo ver a los estudiantes lo valioso que era cada uno de ellos y la importancia de las habilidades blandas en el mundo laboral.

EL EXPERIMENTO
Cuando los estudiantes recién llegaban para asistir a la charla, Charlie Gipson, Ximena Barbosa junto a Nelda Rodríguez, jefa de la especialidad, saludaron a cada uno de los alumnos dándole la mano. Lo que ellos no sabían es que se habían puesto una solución reflectante a la luz ultravioleta que se traspasaba de individuo a individuo. Antes que terminara la jornada se invitó a los estudiantes a realizarse un concienzudo lavado de manos, las que luego debían poner bajo la luz de una linterna especial. Fue ahí donde se pudo apreciar quienes realmente se habían lavado bien las manos y quienes no lo habían hecho de manera tan profesional.
Varios pasaron la prueba con éxito, otros, no tanto.

No nos queda más que agradecer, de parte de la especialidad, a todos quienes participaron para que esta jornada fuera un éxito.

Boletín N°14, año