La importancia de las funciones ejecutivas del cerebro

Las colegas del Programa de Integración Escolar (PIE) nos invitan a reflexionar sobre el funcionamiento de nuestro cerebro.

Las funciones ejecutivas son trabajadas desde el área frontal de nuestro cerebro y nos permiten canalizar la información (proveniente desde el exterior e interior), planificar, tomar decisiones y controlar emociones. Su desarrollo afecta el desarrollo cognitivo, social y moral.
La inhibición del autocontrol, es decir, la capacidad para evitar distractores y estímulos externos al momento de hacer una tarea. ¿Qué podemos hacer como docentes? Tratar de que los estudiantes logren mantener períodos de atención más prolongados durante el desarrollo de tareas realizadas en la clase, ubicar a los estudiantes con compañeros que permitan desarrollar la autorregulación,
La flexibilidad cognitiva, es decir, la capacidad para analizar situaciones desde diferentes perspectivas, resolver problemas, transformar las creencias propias y puntos de vista. Acá se debe desarrollar el pensamiento creativo de los estudiantes, de manera que se deben realizar cuestionamientos constantes referentes a las tareas que desarrollan los jóvenes, permitir que relacionen actividades personales con las asignaturas, que entreguen dos o más formas de resolver una actividad. Para el desarrollo de la flexibilidad cognitiva, es necesario además, concientizar a los estudiantes sobre los procesos que están realizando para llegar al objetivo de la clase.
La memoria operativa es la capacidad que tenemos para mantener información en nuestro cerebro y poder conectarla con nuevos objetivos, tareas o cursos. Este tipo de memoria es denominada también como memoria de trabajo y es la que se utiliza diariamente para razonar, para comprender la lectura al ir conectando los párrafos o para encontrar soluciones al momento de resolver problemas. Por lo anterior, es importante que los estudiantes conecten unidades de aprendizaje nuevas con las ya estudiadas en clases, recordarles cómo trabajaron anteriormente, utilizar la lluvia de ideas, el repaso de actividades ya realizadas, etc.

¿Qué hacer entonces?

Apoyar a los estudiantes en la organización de actividades para el logro de la tarea, planificar en conjunto, flexibilizar en los tiempos de realización de la tarea hasta que se logre la autonomía necesaria.

Comments are closed.