Educamos para prevenir el consumo de drogas en nuestros estudiantes

Cuando una persona comprende lo que le ocurre a su cuerpo y a su entorno cercano al momento de consumir drogas y estupefacientes, comprenderá las consecuencias que ello le trae a su vida. En Chile, el 74,1% de los adolescentes de enseñanza media municipalizada consume alcohol de manera periódica, el 30,2% consume marihuana, el 7,5 consume cocaína y el 4,1% consume pasta base. Los tiempos cambian, y las escuelas y liceos debemos conocer estas cifras para hacer algo al respecto.

El consumo de drogas entre los y las estudiantes es una realidad que se puede prevenir. Mientras más información manejen, más conscientes se hacen de las consecuencias que trae para sus cuerpos, y para su entorno cercano, el uso de drogas.

Esta semana, los estudiantes de 1ºB, C, D y H tuvieron una inducción sobre el uso de drogas y estupefacientes, dictada por el psicólogo de la sede, don Javier Villar. La próxima semana continuarán estas clases preventivas para los cuatro primeros medios restantes. El objetivo de realizar estas intervenciones en aula, es desmitificar las consecuencias del uso indiscriminado de drogas en la población escolar adolescente.
Con didácticos ejemplos, el psicólogo logró captar la atención de los 150 estudiantes que ya han tenido esta interesante charla, utilizando un lenguaje claro y cercano. Luego de la intervención, los chicos debieron realizar papelógrafos informativos con todo el contenido revisado. Hoy, esos coloridos carteles están expuestos por los pasillos de nuestro Instituto y los estudiantes debaten diferentes ideas y opiniones al respecto. Lo más importante: el tema ya está instalado en las mentes y los corazones de los alumnos y alumnas de primer año.