Directivos del IMV egresan del I Diplomado en Liderazgo TP del país

Edmundo Sepúlveda, jefe de Formación Profesional del IMV y Boris Kittsteiner, encargado de UTP de 3º y 4º Medio, fueron parte de los 40 directivos certificados que egresaron del primer Diplomado en Liderazgo Directivo para una Educación Técnico Profesional de Calidad, el pasado viernes 22 de agosto en las dependencias de Fundación Chile.
Esta iniciativa única en el país, focalizada en el fortalecimiento del liderazgo pedagógico de los directivos, se realiza en el marco del programa DesarrollaT, que Anglo American y el Área de Educación de Fundación Chile realizan desde el año 2012.
“Lo que nosotros vimos, cuando formulamos este proyecto en conjunto con Fundación Chile, fue que la educación técnico profesional, que asiste a la mayor parte de los niños vulnerables de Chile, estaba siendo dejada de lado en la discusión sobre la educación”, comentaba Úrsula Weber, Gerente de Comunidades y Desarrollo Social Cobre de Anglomerican, en la ceremonia de certificación. Y agregaba: “entonces decidimos aportar desde el fortalecimiento de capacidades. Y este es uno de los puntos fundamentales del DesarrollaT: de qué forma logramos que los equipos directivos generen mejores resultados en los colegios, que mantengan motivados a los niños y a la vez les entregue herramientas para su ingreso al trabajo”.
Otra de las innovaciones de este Diplomado, fue que los directivos tuvieron la oportunidad de asistir a clases con Lawrie Drysdale y Helen Goode, académicos de la prestigiosa Universidad de Melbourne, Australia, quienes brindaron una experiencia de aprendizaje aún más enriquecedora, a través de un módulo de aprendizaje centrado especialmente en Culturas de Innovación escolar.

Testimonios de los protagonistas

Si de innovación se trata, el directivo del Instituto Técnico Profesional Marítimo de Valparaíso, Boris Kittsteiner, sin duda es uno de los ejemplos más destacados. Él, junto a algunos compañeros del Diplomado, idearon su propio diplomado basado en el original para apoyar a otras escuelas técnico profesionales.
“Gracias al diplomado, y con la interacción que hemos tenido con otros colegas, gestionamos una pasantía educativa en un colegio de Temuco. Los profesores me mandaron lo que ellos estaban interesados en ver de nuestras prácticas, hice un programa que se adecuara a esas necesidades y, sin suspender clases ni con tanta exposición,  fuimos directamente con el trabajo en terreno a conocer los distintos ámbitos en el currículum y en gestión escolar, en relación con prácticas TP. Ahora el miércoles vamos a hacer otra experiencia en San Felipe. Ellos escucharon de estas pasantías y la organizamos”.