Día de la Educación Técnico Profesional

Educación Técnico Profesional: Una gran oportunidad de desarrollo para Chile 

Nuestro país necesita más y mejores técnicos. Tal como ha señalado la industria, hoy por cada ingeniero que contrata requiere cerca de 10 técnicos. Sin embargo, por años, la educación técnico profesional (TP) había quedado relegada al patio trasero de la educación, en particular en el ámbito escolar.

Esta situación no sólo es preocupante, sino particularmente injusta si consideramos que casi la mitad de los alumnos que egresan de la educación escolar, estudian en un liceo TP y el 91 por ciento de ellos, pertenece a los sectores más vulnerables. Hoy son miles de jóvenes que eligen esta alternativa educativa justamente para poder acceder a un título y a un entrenamiento práctico que les permita ingresar más rápidamente y en mejores condiciones al mundo laboral.

Para el Gobierno del Presidente Piñera poner foco en la educación TP, es un imperativo. Es por esto que el Ministerio de Educación está llevando adelante una desafiante modernización de la educación escolar técnico profesional, actualizándola a las necesidades reales del siglo XXI y articulándola con el sector productivo para permitir, no sólo entregar una mejor calidad educativa, sino en especial, generar oportunidades efectivas de desarrollo laboral para los estudiantes.

Como parte de esta agenda modernizadora, se actualizan todos los currículums TP y se redefinen las especialidades – algo que no se hacía hace 15 años-, estableciéndose, de acuerdo a los requerimientos reales de los sectores productivos, 34 especialidades y 17 menciones. Se crean especialidades nuevas, algunas se fusionan, y otras se descontinúan o evolucionan a especialidades con mayor demanda laboral y mejores salarios.

Se realiza la más grande inversión masiva en equipamiento de vanguardia para la educación escolar TP, para garantizar que los alumnos se eduquen con el mismo equipamiento y tecnología que encontrarán en el mundo laboral. Si el 2009 se invertían 73 millones en equipamiento, el 2012 se superaron los 21 mil millones, es decir más de 300 veces.

Se impulsa un importante programa para el financiamiento de una articulación continua entre los establecimientos educacionales y los gremios productivos, que asegure la realización de prácticas laborales pertinentes y la capacitación de docentes especializados.

Por último, con el objetivo de generar oportunidades reales de financiamiento y acceso a estudios superiores para los estudiantes TP, se duplica el número de becas para la educación superior TP, pasando de 30 mil a más de 60 mil becas y se comienza un trabajo focalizado en la integración de estos estudiantes en la educación superior.

Tenemos grandes desafíos por delante para hacer de la educacion técnico profesional en Chile el pilar de desarrollo que requerimos. Debemos avanzar en capacitación docente y sistemas de evaluación pertinentes a este tipo de formación. Pero sin duda, el foco en la educación TP especializada que está impulsando el Gobierno, permitirá importantes avances en justicia y oportunidades para los alumnos más vulnerables y sentará las bases de una educación técnico profesional pertinente a los requerimientos del mundo laboral actual.

Carolina Schmidt Zaldívar,
Ministra de Educación

Felicidades a nuestros profesores especialistas

[wowslider id=”15″]