Clase de contrabajo para nuestros alumnos/as

En el Marítimo creemos en el poder de la música como agente de cambio y es por ello que ofrecemos varios talleres musicales, entre los que se encuentra la Orquesta de Cuerdas que está formando el docente Fernando Cruzat. En este proyecto los chicos tocan violín, violonchelo y contrabajo. Como lo ideal es que cada instrumento sea enseñado de manera más personalizada, es que desde abril, Damian Zamora, estudiante de licenciatura en música, se encuentra trabajando, de manera gratuita, con Juan Chamorro del 2°D, joven que durante el 2018 toca violín, y que este año quiere aprender a tocar contrabajo.
Damian nos comenta que se pueden tener hasta tres alumnos/as en días distinto para poder darles un trato más personalizado.
Debido a las carencias propias de un establecimiento municipal es que no contamos con la cantidad ideal de instrumentos para los jóvenes, es por ello que Damian trae su propio contrabajo los martes para que Juan estudie y los jueves, para realizar la clase en si. “La falta de instrumentos es una limitancia para tener más alumnos ya que hay que tener el espacio para que ellos puedan desarrollarse en su estudio personal, y puedan sacar sus propias conclusiones e identificar sus
dudas”, explicó el estudiante de licenciatura en música.

Si bien esta es la primera experiencia de Damian haciendo clases, nos cuenta que le ha sido fácil trabajar con Juan debido a que él también empezó tocando violín antes de interesarse por el contrabajo. También nos comenta la importancia que tiene la música como apoyo para toda asignatura escolar. “El instrumento te acerca a la historia universal, también al desarrollo social donde vivió cada compositor. Se aprende un poco de física, ya que hay que conocer frecuencias y las características del sonido, como se comporta en distintos ambientes e instrumentos. Ayuda a la parte cuantitativa, ya que uno tiene que estar contando manteniendo el ritmo por lo que una mente rápida en matemática, es una menta mucho más rápida en la lectura rítmica del
instrumento. Por otro lado ayuda al desarrollo del lenguaje y entender mejor lírica o poesía”, nos explicó. Es por eso que es crucial la enseñanza de esta asignatura. “Me parece super bien lo que se hace el Marítimo, ya que pocas veces se ve a gente tan entendida en música, orquesta e instrumentos, haciendo clases. Yo aprendí en un colegio donde mis profesores de música no eran
verdaderos músicos. Aquí los profesores además de ser muy pedagogos, muy buenos docentes, son muy buenos músicos y eso ayuda a desarrollar la música de manera más fluida”, manifestó.

Boletín N°9, año 8