Consejo de especialistas: el uso de los tiempos en el aula

El lunes pasado Priscila Cárdenas del Departamento de Investigación Pedagógica, DIP, tuvo un primer encuentro con los profesores especialistas en sede Lynch para dar inicio al proceso de Observación y el Acompañamiento en el Aula. En la oportunidad se les dio a conocer a los profesionales los objetivos de este proceso, para de esta manera derribar mitos y poder trabajar en conjunto. La actividad comenzó con una simple pregunta ¿para qué sirve la observación de aula?, entregando cada uno de los presentes su propia versión, coincidieron en que es una buena herramienta para compartir experiencias y mejorar las prácticas, pero presentando también sus aprehensiones.
Para responder las dudas al respecto, la profesional Magister en Educación de la PUCV, se refirió a las investigaciones sobre la Observación de Aula que hablan de la importancia de este instrumento para describir, analizar y proponer las posibles mejoras a los procesos de enseñanza y aprendizaje, la que si bien se efectúa, necesita perfeccionarse.
Y es en esta búsqueda en la que se encuentra el Instituto Marítimo que comenzó con la necesidad de averiguar qué ocurre en las aulas con la observación de un docente par que genera informes que son conversados con el profesor. Con la información recolectada se ha efectuado un seguimiento de, por ejemplo, el uso del tiempo durante la clase, congruencia entre objetivos y actividades, entre otras actividades. En este momento se está realizando un plan de mejoras de acuerdo a las necesidades del docente, lo que se encuentra, de hecho, en el Plan de Mejora de la Ley SEP.
La jornada finalizó con la presentación de dos pautas de evaluación, para que después cada docente pusiera en práctica una de ellas y la validara.
Consejo de especialistas: el uso de los tiempos en el aula
La profesional indica que el proceso de validación de las pautas de observación es crucial, pues los docentes no sólo conocen las pautas, sino también tienen la oportunidad de mejorarlas y aprobar el uso de las mismas. Además indica que “la validación de los instrumentos de observación tuvo resultados positivos, los docentes indican en un 100% que la información que entregan las pautas es útil y no realizarían mayores cambios a las mismas, argumentando que otorga información sobre lo que ocurre en el aula, de aspectos que el docente puede no percatarse durante el desarrollo de la clase. Además indican que estas pautas permiten la entrega de información ordenada de forma cronológica, concisa y objetiva, permitiendo con ello una retroalimentación de la calidad de la clase que permitirá la mejora constante”.
Con esta actividad se concluye que los docentes empatizaron con el proceso de observación y acompañamiento de aula y están de acuerdo con el uso de las mismas para describir sus prácticas pedagógicas.