Adiós Don Patricio…por siempre en nuestros corazones

Patricio Pavez Carrera, tal vez los profesores nuevos y alumnos/as de las últimas generaciones no lo recuerdan, pero estuvo desde siempre en el Instituto Marítimo, desde sus inicios. Fue mentor de nuestra directora cuando llegó a ejercer la UTP del IMV cuando recién partía, hace ya 30 años. Jefe de la especialidad de acuicultura y profesor de la misma, también trabajó durante muchos años en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y estudió en la Oregon State University.
Gestor de grandes iniciativas realizadas en el liceo, los últimos años estuvo trabajando en el Departamento de Investigación Pedagógica fabricando el banco de ítem que no logró ver en ejecución.
Se distinguía por su alegría, su preocupación por el prójimo y carisma. Sin lugar, dejó huella en todos quienes le conocimos.

Despedida para un buen amigo

Para don Pato y el alfa de Juan Sebastián Cronbach

Para mi amigo que parte sin dar señales, y que en tierra y polvo de cometa se convertirá
Por su bondad y generosidad en este más allá complejo asunto que es vivir
La muerte me triza y me hace oler en ese nido de luz su sabiduría del árbol frondoso
El leve vuelo del pájaro hombre situado en el contexto del cielo macabro
Me indigno por este repentino destino que enceguece y devora mi corazón terrestre
Qué trino de ángeles vino por mi camarada brillante y cegó vuestro sino
Quién razona la muerte y escupe su rostro por elegir al más digno de los hombres
Por qué debió de elegir al mejor guerrero situado bajo el sol de Neptuno
Quién puede ser uno mejor que mi camarada situado y embellecido por la muerte
Tendréis que tener misericordia con vuestro Dios, tendrá que tener su ternura
Su apasionada locura y sencillez mínima para parecerse a su sombra gigante
No habrá otro igual os aseguro, ni un semidios que tenga el alma buena de mi camarada
Dad a quienes lo amamos el ardor de conformarnos de haberlo conocido
De haberlo amado como a un padre, como a un hermano, como un amigo de oro refulgente
Descansa en paz, viejo compañero de mil batallas, ya nos hallaremos en el futuro
Para calcular el infinito número de estrellas en la oscuridad del Universo.

M.A.

Boletín N°10, año 7